fbpx

Jugando en casa

Por Luis Zamar

¡Y aquí estamos nuevamente! Como siempre, tratando de no desaprovechar la oportunidad de compartir algo divertido en familia. Y que no necesariamente lo que hagamos se deba quedar solo en casa, ya que hoy la cibernética a través de diversas modalidades, nos permite obviar la veda sanitaria y poder “visitar” a quienes deseamos.

Por ello intentaremos que en esta entrega, la mayoría de los entretenimientos puedan ser llevados a cabo tanto en casa, como compartidos a la distancia. Seguramente, los abuelos estarán súper satisfechos.

Para la memoria visual

Colocar diferentes objetos (muñequitos, frutas, golosinas, etc.), dependiendo su cantidad y las pautas del juego, a la edad y a la capacidad de comprensión de los participantes.

Dicho esto, vamos a explicar de qué se trata: a quien le toque, deberá observar durante un tiempo prudencial, el panorama que se le muestra (por ejemplo, a un niño de 6 años, una hilera de diferentes muñequitos) y luego alejarse para permitir los cambios a realizar: por ejemplo, quitar y agregar muñequitos, cambiar la posición de alguno de ellos, etc. Cuando realiza la segunda observación, deberá intentar descubrir todas las modificaciones realizadas.

Si lo hacemos mediante una videollamada, valen las indicaciones precedentes. Si es por mensajería tipo WhatsApp u otro, se envía una primera foto de posiciones originales, las indicaciones en texto o voz, y por último, la foto modificada. El modo de respuesta, dependerá del medio utilizado.

Para la memoria olfativa

El participante, con los ojos vendados deberá reconocer por su olor, los diferentes elementos que se le irán acercando a su nariz. La selección de estos se hará de acuerdo a la edad de los protagonistas, ya que por lo general, el olfato de niños y adultos difieren en cuanto a experiencias y gustos.

Salvo que alguien tenga posibilidades de hacer llamadas con imagen, sonido y olores, este juego es para casa.

Títeres

Es un entretenimiento simple y antiguo que aún sigue gustando mucho a los niños. Con un poco de invención para su armado (una tela que permita ocultarse, especialmente las manos, algunos títeres made in casa o simplemente muñequitos, y (eso sí o sí), una historia que responda a los intereses de los niños. ¡YA ESTÁ!

Algunos padres podrían sorprenderse de la atracción lograda y es especial para que se luzcan los abuelos que extrañan a sus nietitos. Hagan el videíto y se los envían.

Set de filmación

Al igual que los títeres, pero animado con personas. El espacio interior sirve como set. Va un argumento de ejemplo.

Se debe simular la filmación de una escena para una película (que también será filmada automáticamente con el celular, ya que todos estarían participando), con un argumento  previamente inventado por los protagonistas.

Tres participantes: un director de cine, 1 actor y 1 actriz.

Desarrollo escena 1

Director: ¡Acción!

Actor: ¡Mama, mamá, me muero!

Actriz: ¡Qué te pasa hijo, qué te pasa!

Actor: ¡Llama a una ambulancia, llama a una ambulancia!

Actriz: ¡Ambulancia, ambulancia, venga pronto! (simulando hablar por teléfono)

Director: ¡Corten, corten! Muy lento, ¡Háganlo más rápido!

Se repite la escena, pero a toda velocidad.

…………………

Director: ¡Corten, corten!

Y así sucesivamente, más lento, llorando, riendo, etc.

Al finalizar todos ven la filmación, la cual seguramente será muy divertida.

Una buena sugerencia: que el argumento tenga que ver con algo familiar cotidiano. 

Adivina el personaje

Y por último, volvemos a un juego tradicional sencillo y con escaso requerimiento de materiales: papel y marcador. El director dibuja o escribe en una hoja de papel el personaje que el participante deberá adivinar, y lo pega en la espalda del adivinador para que únicamente lo pueda ver el resto (como adaptación al lugar, ya que probablemente los protagonistas no serán cuantiosos, basta con que el director solo muestre el papel al resto y que este, no sea visto por el adivinador). A las preguntas que haga el adivinador, solo deben responderse con un Sí o un No. Puede pautarse un tiempo o una cantidad máxima, para las preguntas. Cumplida la oportunidad que tuvo el adivinador, el director entregara otro papel con un nuevo personaje al siguiente participante, y así hasta finalizar el listado.

Con videollamada, algunas de las opciones del juego pueden ser las siguientes:

  1. Los abuelos son los directores y del otro lado de la pantalla, los niños (y también los padres, ¿por qué no?). Los directores tienen preparadas las hojas o tarjetas con los personajes, sacan una, la miran y la ocultan para el resto. Los niños comienzan a preguntarles “es un animal, tiene patas, ladra, etc.” Las normas son similares a las ya mencionadas. Al finalizar un personaje, los abuelos continúan con otros. Los niños pueden luego hacerlo a la inversa, para que los adivinadores sean los abuelos.
  2. En cada pantalla, un grupo de niños. Uno con turno de director y el otro como adivinador. En ambos roles, cada grupo participa íntegramente: en el rol de director todo el grupo conoce el personaje y en el rol adivinador, todos sus integrantes pueden hacer preguntas. El puntaje va para el grupo y no para el participante que lo adivino.

¡Esperamos que los disfruten!

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png