fbpx

Y ahora ¿qué vamos a haser?

Por Juan Pablo Arias

¿Quién es este bruto que se puso a escribir en este espacio? ¿Cómo puede ser que a la YMCA se le haya escapado este horror ortográfico? ¿Acaso no hay algún responsable que chequee las publicaciones?

Seguramente el título de la publicación disparó alguna de estas preguntas o cuanto menos generó un poco de intriga. ¿No? Me gustaría aclarar en esta introducción, porque ya llevo más de setenta y dos palabras y cinco preguntas, que “hacer” lo escribí con “s” porque la intención de esta publicación es invitarlos a reflexionar sobre  el SER. Más precisamente sobre quienes estamos siendo en tiempo de cuarentena y quienes vamos a estar siendo cuando nos avisen por boletín oficial que podemos volver a nuestra vida normal. ¿Acaso nuestras vidas volverán a la normalidad? ¿Qué es la normalidad?

En tiempos de cambios no solo vertiginosos sino además impredecibles, las viejas fórmulas ya no sirven. Aquellas viejas fórmulas siempre disociaron el ser del hacer. Necesitamos capacidades nuevas y transversales para surfear la ola del futuro. Vivimos en un mundo cambiante en donde pareciera que la única constante es precisamente el cambio.

Algunos ya se habrán dado cuenta, que les estoy compartiendo una mirada de los hechos desde el  punto de vista del COACHING ONTOLOGICO. Disciplina relativamente nueva y en boga en nuestro país desde hace ya algunos años. Particularmente este autor es amante de esta disciplina y testigo del proceso transformador que implicó este modelo de aprendizaje en su persona.

Desde muy chicos nos hemos formado con un tipo de aprendizaje en el cual se focaliza en acumular saber, en cultivar la mente. Algo así como ir llenando un depósito llamado cerebro de mercancía incalculable y de la más variada índole. ¿Eso está mal? Cuanto menos resulta incompleto si nos centramos en el ser humano, concebido como un ser que está constituido no sólo por el dominio de la razón o del lenguaje, sino también de la emoción y el cuerpo. ¿Cuánto sabemos de nuestras emociones? ¿Las registramos? ¿Las sabemos escuchar? ¿Las entendemos? Caben estas mismas preguntas para referirnos a nuestro cuerpo. Y sumo otra más para hablar de este último dominio (cuerpo): ¿Nos ocupamos de nuestro cuerpo de igual modo que nos ocupamos de nuestra mente? El coaching nos habla de coherencia de estos tres dominios, de estar en equilibrio para el bienestar del ser.

¿Tomaron nota que cuando les conté la intención de este artículo usé la palabra “siendo”? Usé un gerundio y no fue azaroso porque uno de los postulados del Coaching precisamente es que los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje. Sin adentrarme demasiado y con la intención de no ser muy técnico y aburrido, lo podría explicar con la siguiente analogía ejemplificadora: nos trajeron al mundo como una hoja en blanco y tenemos el poder de escribirla como más nos guste. Es decir que podemos convertirnos en quien queramos. ¿No es maravilloso? Nadie dijo que fuera fácil pero está a nuestro alcance.

En tiempos de cuarentena, en donde nos encuentra dando pelea al COVID 19, llegaron innumerables cambios a nuestras vidas. Tanto en lo que respecta al cuidado de la salud como así también cambios en el ámbito social y económico.  Cómo seguirá funcionando el mundo a partir de ahora es una incógnita. Se está produciendo un cambio de paradigma y nos desafía a adaptarnos y estar preparados para lo que se viene. La complejidad de los hechos es todavía incalculable. A todos en mayor o menor grado nos afecta, con la incertidumbre en algunos casos de no conocer las reglas que regirán en nuestra actividad laboral en los próximos meses y que afectarán el regular funcionamiento de nuestro quehacer diario.

La complejidad de la situación es indudable y la realidad está ahí, nos guste o no. A nosotros nos cabe el rol de prepararnos para enfrentar los hechos. Charles Darwin decía “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

Formulo nuevamente las preguntas del comienzo de la reflexión: ¿Quienes estamos siendo en cuarentena y quienes estaremos siendo cuando esto termine?

Tracémonos objetivos personales y/o organizacionales que nos enfoquen  y tracen el rumbo de nuestras acciones. Podemos seguir capacitándonos desde lo técnico pero nos urge también centrarnos en nuestro ser (personal y/o organizacional) y así ver qué estamos necesitando adquirir. Trabajar la apertura, la flexibilidad y la escucha podrían ser solo algunas cualidades interesantes e importantes, por citar algunos ejemplos que se me vienen a la cabeza. Cada cual llegará a su propia conclusión luego de un trabajo propio profundo de introspección.

El nombre del mundo de hoy es: CAMBIO  y su apellido: YA MISMO, y nos demanda nuevas competencias del ser que nos permitan un hacer sustentable, un hacer basado en el ser… un HASER.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png