fbpx

Grandes momentos en familia

Por Nancy Di Perna
“Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”

El pasado 23 de abril, se celebro el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, y en homenaje a la efeméride, la propuesta familiar de esta semana es la lectura. Los voy a invitar a compartir cuentos que nos van a fomentar el placer de la lectura en tiempos de cuarentena.

La lectura de cuentos, tienen la posibilidad de introducirnos a un mundo mágico y desde allí repensar el mundo real que nos rodea. Es una actividad que facilita la comprensión de lo que sucede y es una herramienta para crear el diálogo entre los lectores, expresando los pensamientos y sentimientos internos de cada uno.

El primer cuento la autoría está adjudicada al reconocido escritor Colombiano Gabriel García Márquez (1927 - 2014), aunque algunos estudiosos ponen en duda la autoría. Es una obra, que de acuerdo al contexto que te rodea, al momento de leer, te hace reflexionar, nada más y nada menos, sobre los problemas del mundo y de la humanidad. Para no spoilear el cuento, al finalizar van a encontrar mis comentarios sobre el mismo. ¡Buena lectura!

“Cómo arreglar el mundo, por Gabriel García Márquez”

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de siete años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.  El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.

Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.  De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba.

Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: “como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que  lo repares sin ayuda de nadie”.

Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así.  Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.  “Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo”.

Al principio el padre no creyó en el niño.  Pensó que sería imposible que, a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.

Para su sorpresa, el mapa estaba completo.  Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.

¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?  De esta manera, el padre preguntó con asombro a su hijo: Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste?

Papá, respondió el niño; yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.  Así que di la vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía cómo era.

“Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo”. 

Del cuento se pueden desprender varios interrogantes para el análisis:

  • El rol de los científicos, hoy son superhéroes.
  • Fomentar la curiosidad de los niños y niñas.
  • El trabajo en casa (home office) y la posibilidad de acercar los rasgos de tu profesión a la vida cotidiana de los niños y niñas ponderando las interrupciones.
  • Valorar la capacidad de los niños y niñas para entender los problemas, brindar información y explicárselos.
  • Dar paso a la creatividad para explicar las situaciones más complejas. Los problemas del mundo tienen aristas políticas, sociales, económicas y científicas.
  • Poder ver los problemas desde otros puntos de vistas para aportar soluciones.
  • Las acciones individuales (el hombre) contribuyen a las acciones colectivas (el mundo).

Para ambientar el momento de lectura, les recomiendo la maravillosa canción interpretada por John Lennon y escrita por Yoko Ono, Imagine que invoca a la idea “todos somos una nación, un mundo y una sociedad” y una de su frase dice:

“You may say I´m a dreamer, but I´m not the only one”

(Tú dirás que soy un soñador, pero no soy el único)

¡Permitámonos imaginar! Si la propuesta de la lectura fue positiva, te recomiendo los cuentos de Fabiana Malacarne, que tituló “Cuarentena-Cuentos”. En la obra, encontrarán conocimientos actuales de la pandemia. También, al final de cada cuento, encontrarás un pequeña ficha titulada: “Sabías que…”, donde la información actúa como facilitador para que la lectura sea una herramienta educativa sobre el COVID-19. Te dejo el (LINK).

Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png