fbpx

Intensamente

Por Nancy Di Perna

El consumo del séptimo arte, con seguridad, ha sido un plan que nos ayudo a pasar un tiempo de la cuarentena. En los últimos años, la industria del cine ha logrado desarrollar películas que atrapa a grandes y chicos de igual modo, ya que hay mensajes para ser entendidos según la edad del que mira la película. Así que, en esta oportunidad, los voy a invitar hacer pochoclos y compartir “Intensamente”. La película, es un viaje de aventuras al interior de cuerpo humano, a un lugar muy particular la mente humana, donde operan las Emociones. Si ya la vieron, es una buena oportunidad, para volver a verla poniendo el foco de atención en algunas de las enseñanzas que aborda. La importancia de las emociones, atravesadas por el mundo que nos rodea, nuestras experiencias y nuestros recuerdos. A continuación, les comparto un decálogo de los mensajes encubiertos que pueden descubrir:

  1. Respetar y tolerar el comportamiento de otras personas.
  2. Adaptarse a nuevas situaciones, a veces son difíciles e inesperadas.
  3. Tener una actitud positiva transforma las experiencias en oportunidades.
  4. Trabajar en equipo, valorando a todos los miembros.
  5. Explorar el potencial interno de cada uno, para construir la
  6. Sentirse triste (por un ratito) no es malo, es una emoción que transitamos como también transitamos otras. La tristeza nos ayuda a soltar alguna carga.
  7. Desarrollar la capacidad de un dialogo interno, contribuye a la calidad de vida.
  8. Los recuerdos son recursos importantes, para los momentos de adversidad.
  9. Seleccionar los pensamientos.
  10. Tener “la tierra de la imaginación” y “una lista de locuras” es saludable.

El experto en psicología Dr. Dacher Keltner, integró el equipo que desarrolló el proyecto fílmico, y en una de sus entrevistas explicó: “Habrá un momento en que tu mente esté llena de temor —un segundo o dos— antes de pasar a la furia. La película retrata esa lucha sobre el panel de control, que yo creo que es científicamente verdadero. Pero una de las lecciones clave es que debemos abrazar todas las emociones que tenemos. Debemos entender que son parte de nuestra mente normal y cotidiana y que eso está bien”.

“El monstruo de colores”

Es tiempo de ser protagonistas de nuestra propia historia y animarnos abrazar nuestras emociones. Para ello, la propuesta de esta semana es armar un Emociometro (dícese: medidor de emociones). Esta actividad está basada en el cuento ilustrado de Anna Llenas, “El monstruo de colores”, nos da la oportunidad de expresar como nos sentimos e identificamos, por medio del personaje, que es monstruo de colores (las emociones). Nos reunimos en familia, porque la actividad está dividida en varias partes:

Primera parte, armado del Emociometro:

  • Desarrollar un modelo personalizado teniendo en cuenta los recursos que tenemos en casa. Recuerden, como ya he escrito en los anteriores artículos, la idea no es copiar un modelo, sino desarrollar el propio. La tarea de diseñar el Emociometro familiar, es que se puedan apropiar de este recurso. Pueden buscar en internet algunas ideas como inspiración.
  • Pensar y seleccionar las emociones que van a estar reflejadas. Pueden dejar algunos espacios en blanco para incorporar a futuro nueva expresiones.
  • Colocar el nombre de la Emoción en palabra y asignar una imagen, puede ser un emoticon, una figura de recortes de revistas, dibujos propios, el monstruo de colores, etc.
  • Ensamblar en una cartulina, tela o cartelera.
  • Seleccionar de que manera cada integrante va a marcar la emoción que siente por períodos.

Segunda parte: ¡Reunirnos a compartir!

  • Durante de la rutina diaria, es bueno tomarse un tiempo de encuentro, alejados de las pantallas digitales y poder expresar con palabras sus emociones. Recuerden crear los ámbitos para cada momento que hacemos una actividad en familia, en especial cuando nos dedicamos a conectar nuestra mente con el corazón.
  • Cada miembro de la familia expresa: “Yo me siento…” identificar, poner en palabras la emoción y señalizarla con el nombre propio en el emociometro.
  • Este ejercicio nos va a dar la oportunidad de poner en palabras lo que nos pasa. Es importante, en este tiempo de cuarentena porque las emociones oscilan y se potencian. Permitir, cambiar la señalización de la emoción durante el día, nos da la oportunidad de ser flexibles.

Con el tiempo, si logran sostener el registro de las emociones de forma diaria, como un ejercicio que va a tomar sistematicidad, se darán cuenta que puede llegar a convertirse en un hábito que no va a demandar mucho tiempo y rápidamente encontraran cambios en la capacidad de autonomía personal y las habilidades sociales adaptarse a situaciones y transitar las emociones saludablemente.



Image
Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png