fbpx

Covid-19 y su impacto en el trabajo de las mujeres

Por Carlos Salvo

Los efectos de este extendido período de crisis sanitaria producido por el COVID-19 alcanza a todos los sectores sociales, sin distinción de sexo y edad, aunque existen señales de que los riesgos son menos severos en niños pequeños. Como hemos manifestado en notas anteriores: “con este escenario todos perdemos algo”, pero pareciera que las mujeres que trabajan profesionalmente enfrentan una crisis singular, porque “la pandemia está alterando su equilibrio entre el trabajo y la vida y afectando su salud física y mental, y algunas incluso están cuestionando sus perspectivas profesionales actuales y a largo plazo", de acuerdo a una encuesta realizada recientemente por la empresa Deloitte a 385 mujeres de nueve países (Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, India, Japón, Reino Unido y Estados Unidos) que dejó en evidencia cómo la pandemia de COVID-19 impactó en el trabajo y en el desarrollo profesional de las mujeres.
De los resultados estadísticos de esta consulta, un 82 % de las encuestadas respondió que la pandemia afectó de manera negativa sus vidas.  El 70 % de las mujeres que han experimentado estas disrupciones les preocupa que su crecimiento profesional pueda verse limitado como resultado y que el avance de sus carreras se enlentezca. Y el 65 % de las encuestadas aseguran que la situación le demanda una mayor cantidad de horas con dedicación en tareas del hogar y un considerable aumento de la carga laboral realizada mediante la utilización de medios electrónicos, conocido vulgarmente como “teletrabajo”.
Si bien el trabajo que las mujeres desarrollan en tareas cotidianas como el cuidado de los niños, de personas adultas con alguna dificultad para movilizarse o con afecciones diversas, en el caso de aquellas que realizan su actividad profesional desde el hogar la pandemia a alterado considerablemente su ritmo de vida, debiendo trabajar más horas y hacer verdaderos malabares para poder atender todas las tareas, consecuencia del cierre de escuelas, gimnasios y otros centros de esparcimiento y recreación.
En ese sentido, el 29 % de las mujeres que participaron de esta encuesta aseguran que sienten que deben estar disponibles más horas del día para su trabajo y que si no cumplen con ese requisito no podrán avanzar en su carrera. 
Como consecuencia, se apunta a los empleadores para poder lograr situaciones que permitan superar esta situación, como por ejemplo flexibilizar todas las normas de trabajo y la participación de líderes con la suficiente empatía y confianza para que apoyen a sus trabajadoras en este difícil momento que vivimos. Una de las propuestas es que se pueda mantener tiempo de home office y también una oficina para cubrir todas las necesidades de las mujeres, así como promover la creación de redes de mentoreo y sponsors como formas de aprendizaje y conocimiento que ayuden a acostumbrarse a las diferentes agendas y necesidades de las trabajadoras para que puedan potenciar sus carreras. Y no olvidar que siempre se necesitará de nuevas oportunidades para el aprendizaje de aspectos vinculadas con la profesión, que tengan una adecuada dosificación de tiempo en la vida diaria de estas mujeres.
"Hacer que la diversidad, el respeto y la inclusión no sean negociables y asegurarse de que tengan experiencia en la cultura cotidiana de su empresa", señala el estudio que además establece que el 30 % de las consultadas aseguran que existen comportamientos no inclusivos como microagresiones o exclusiones que no les permitirán avanzar en la empresa.  
Todas las encuestadas (385) trabajan tiempo completo en cargos que van de asistente ejecutiva hasta vicepresidenta de las empresas de al menos 1.000 empleados.
Traspolando estas situaciones a la realidad local, vemos que efectivamente hay una gran preocupación de las mujeres trabajadoras y algunas empresas ya han comenzado a delinear estrategias para contener, mediante programas de asistencia específicos a sus empleadas. La pandemia, la prolongada cuarentena y el recorte de las libertades individuales –que han sido necesarias, pero muchas veces no entendidas- efectivamente causan problemas que necesitan de la asistencia tanto espiritual como psicológica para superar la angustia y muchas veces el desconcierto ante la incertidumbre respecto del futuro.
Desde la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA, y específicamente desde la sede Entre Ríos, que tiene localización física en la ciudad de Concordia, estamos intentando poner en marcha un programa al respecto, coordinado por profesionales y que ofreceremos como un aporte de la institución para lograr una mejor calidad de vida. Cumplimos así con aquella premisa que acuñamos hace años: “Asociación Cristiana de Jóvenes, donde todo lo humano nos importa”.
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png