fbpx

Matemática ¿versus? Tecnología

Por Cristian Rondoletto

Que la educación tuvo que cambiar debido al ASPO, ya lo sabemos, hubo que inventar y reinventar métodos adaptándonos al trabajo a distancia y la virtualidad. Eso afectó tanto a docentes como a los alumnos, quienes, junto a su familia, tuvieron que aprender cosas por fuera de los contenidos propios de cada materia: a mandar un mail; a trabajar con plataformas educativas; a usar programas y otras tantas cosas que muchos ya conocían pero no las habían podido exprimir en su totalidad.

En el caso de los docentes, hay que tener en cuenta  que existen varias generaciones en actividad, y eso conlleva distintas formas de enseñar y distintos niveles de conocimiento de la tecnología, por lo que además de aprender sobre ella, hubo que adaptar los métodos de enseñanza que, a su vez, ya venían cambiando y que ahora hubo que redireccionar.

Pero… Esa adaptación y ese redireccionamiento, ¿se puede lograr en todos los espacios curriculares? Estoy seguro que sí, y es necesario hacerlo, pero cada caso es particular, como así también cada materia, cada profesor y cada grupo de alumnos.

Particularmente me voy a centrar en matemática, materia que a mí me genera infinidad de sentimientos positivos, pero que no todos comparten, y que tampoco tiene porqué ser así.

“La matemática está en todos lados”, frase que hemos escuchado siempre de nuestros maestros y profesores, y que generalmente nos trae a la mente situaciones poco significativas que involucran números. Nuestro trabajo, hoy más que nunca, es lograr ampliar ese horizonte, mostrar que aunque parezca poco creíble, puede haber matemática aunque no haya números, además de que puede ser interesante sólo por el hecho de ser matemática. Como nos muestra Alan J.  Bishop en su libro “Enculturación matemática”, todas las culturas hacen matemática; contar, medir, explicar, diseñar, localizar y jugar son actividades que podemos encontrar en distintas formas dentro de cada cultura y sin embargo, no necesariamente en ellas aparecen números.

Hoy la matemática pareciera no ser útil para los estudiantes, hoy contamos con la tecnología e internet, herramientas a las que le debemos la continuidad pedagógica que se está pudiendo llevar a cabo. Existen muchas aplicaciones y para todo tipo de situaciones, incluso calculadoras que pueden resolver todo tipo de ejercicios matemáticos, lo cual es muy bueno, pero si bien nos arroja el resultado correcto, nos quita todo el proceso de aprendizaje. Estas herramientas están a dos clicks de distancia, pero no sustituyen el razonamiento del ser humano, obtener el resultado de una división con la calculadora, no implica que sepamos hacer una división o que entendamos el sentido de la misma, o peor aún, que no sepamos interpretar para qué queremos el resultado de esa división,  es por eso que en algún sentido la tecnología se puede transformar en un enemigo para la educación, y tenemos que enfocarnos fuertemente en que eso no suceda. Y no olvidemos que también existe Google.

Usemos la tecnología como herramienta, y generemos situaciones de interés para usarla; alguien que tiene interés, curiosidad, que razona, con seguridad no se va a olvidar lo que aprendió. La matemática no es  la materia aburrida que solamente tengo que aprobar para poder pasar de año, es mucho más, y podemos dar justificaciones teóricas y ejemplos para sostener eso, pero seguimos sin generar interés. No busquemos responder preguntas, busquemos que alguien formule esas preguntas. Si bien es muy difícil encontrar ejemplos cotidianos para todos los contenidos, también podemos dar situaciones resueltas o datos que generen curiosidad. Si les digo que con una hoja de papel común, de menos de 1mm de espesor, doblada 42 veces podemos llegar a la luna no lo van a creer; así como tampoco van a creer si les dijera que en contraposición, ningún papel puede ser doblado más de 8 veces, a menos que busquen sacarse esas dudas.

Soy de los que piensan que la tiza, el pizarrón y el contacto con los alumnos, son irremplazables, pero con la tecnología también se pueden hacer cosas muy interesantes si sabemos aplicarla con buen criterio. Es importante abrir la mente a lo que llegó y a lo que está por venir, el mundo está cambiando, el hombre está cambiando, la educación tiene que cambiar.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png