fbpx

¿Incertidumbre?, cada uno con su brújula

Por Juan Pablo Arias

En esta oportunidad les compartiré un tema muy relevante que se aborda en la disciplina del Coaching Ontológico: JUICIOS.

En este contexto de pandemia en el que estamos, sumado a la crisis económica en la que está sumergido nuestro país, reina con más fuerza que nunca la incertidumbre. De por sí, el futuro es algo incierto y los JUICIOS vienen a cumplir una función de brújula.

Las palabras que subrayé en los párrafos precedentes son justamente JUICIOS (opiniones/juicios de valor) de la persona que escribe esta nota.

"Toda idea es dicha por alguien, que al emitirla revela quien es"

Nietzche

“Esa casa es linda”, “esa persona es confiable”, “ese auto es el mejor”, “a esa persona le cuesta aprender”, “yo no puedo hacer eso”, “es muy difícil”, “es muy fácil”, “los políticos son…”, “los gallegos son...”, “los argentinos somos…”, “a ese no le da”, “vos no servís para nada”, “sos un genio”, “esa persona es alta, es flaca”.

Estas frases y muchas más describen la forma en que observamos el mundo. En coaching se denominan juicios a la opinión que emite un observador y corresponde a él. El juicio habla más del que lo emite que del que lo recibe.

Nosotros somos seres que vivimos en los juicios, tanto para decirlos como para recibirlos. Los juicios indican como somos, nuestros valores, nuestra moral, nuestra ética, es decir la forma en que nos conducimos en el mundo.

Los juicios funcionan como brújula hacia el futuro: cuando hacemos un juicio en el presente, nos basamos en experiencias del pasado que determinan acciones que vamos a ejecutar en el futuro. Si digo “María es impuntual”, lo digo en tiempo presente y me baso en hechos del pasado, esto es, que en varias oportunidades, María no llegó a horario. Estas experiencias me predisponen a calificar a María de impuntual. Según ese juicio, voy a tomar acciones que afectarán el futuro de María, en lo profesional y en lo personal.

Características de los juicios.

- Es una opinión que pertenece al observador que la emite.

- Pueden ser fundados o infundados.

- No son ni verdaderos ni falsos.

¡LOS JUICIOS NO SON AFIRMACIONES!

Los juicios los emitimos en todo momento, como todo acto del habla generamos realidad al emitirlos, el tema es determinar cuál es el compromiso social al emitir un juicio.

El compromiso social al emitir un juicio es que sea contributivo: se genera a partir de tener AUTORIDAD y FUNDAMENTACION

AUTORIDAD: Si emitimos un juicio contributivo es para indicar a la otra persona opiniones que tenemos de determinada acción que realiza o realizó, que puede ser un área de mejora. Antes de emitir este tipo de juicios debemos pedir autorización al otro, esa autorización nos da la autoridad para contribuir con nuestro juicio. Nuestro juicio es eso, un juicio, recordar que no es ni verdad ni mentira. Si al otro le hace sentido lo puede utilizar como un mecanismo de aprendizaje.

FUNDAMENTACION: La fundamentación de un juicio permite al que lo recibe obtener información que le ayude a aprender.

¿Cómo fundar un juicio?

A la hora de fundar un juicio nos tenemos que responder las siguientes preguntas.

¿Para qué lo expreso?

 Se refiere al motivo o intensión de emitir ese juicio.

 ¿Qué dominio aplica?

 ¿En qué ámbito de la vida del que lo recibe aplica? ¿En la vida laboral, personal, de amistades?

 ¿Comparado con qué?

¿Cuál es el estándar que aplicamos?, Por ejemplo, la oración "Juan es alto" es un juicio, ¿alto con respecto a qué?, si lo comparamos con un equipo de básquetbol puede ser que no sea considerado alto.

 Reunir evidencias. Procurar fundar el juicio contrario.

Si decimos que Juan es antipático y al querer fundar el juicio contrario vemos que Juan es simpático en un ámbito de su vida (ej., en la facultad) y no en otros (ej., en reuniones informales) ya no podemos fundar el juicio de que es antipático en todos los ámbitos de su vida.

¿Con qué creencia y juicios contamos para afrontar lo que este mundo incierto nos depara? Preguntémonos que juicios nos cierran posibilidades y fundémoslos, en una de esas podemos cambiar el juicio por otro que nos abra posibilidades.

 

Para finalizar les comparto el siguiente cuento:

Un día un discípulo se acerca a su maestro y le dice:

- Maestro, me han contado una cosa muy fea sobre Ud.

El maestro le responde

- Antes que me lo digas, ¿la pasaste por los tres filtros?

- ¿Qué tres filtros?

- Primero, el filtro de la verdad ¿Es verdad lo que me vas a decir? (si fuera un coach preguntaría si está fundado).

- No, me lo contó alguien que lo escuchó de otra persona.

- Segundo: ¿lo que me vas a contar es contributivo?, ¿me puede servir para mejorar algo de mi vida?

-No, al contrario.

- Tercero: ¿Es necesario que me lo digas?

- Creo que no maestro.

- Entonces si no es verdad, no es contributivo y tampoco es necesario que me lo digas sepultémoslo en el olvido.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png