fbpx

Añoranza de la red II

Por Cristian Fernández

Llegando a la culminación de una nueva etapa de aislamiento -y esperando que el reencuentro se haga realidad-, continuamos abordando temas relacionados con la actividad física que los asociados de la YMCA pueden realizar en sus hogares para mantener su estado físico, evitando que se pierdan adaptaciones y gestos deportivos que tanta dedicación y esmero han requerido.

Habiendo mencionado la red, resulta sumamente necesario hacer referencia a otro deporte que atrae la atención de gran número de practicantes aficionados, cuyas vidas suelen estar delimitadas por fajas blancas, teñidas de polvo rojizo-anaranjado. ¿Cómo no entender lo difícil que debe sentirse la ausencia de la práctica de tenis? Para los amantes de este deporte no existe ritual más atractivo que revisar el encordado de la raqueta preferida antes de guardarla en el bolso. Cerciorarse que esté el tubo de pelotas abierto en el último juego y ubicar cada elemento en su correspondiente lugar. Porque al momento de llegar a la sede, no hay tiempo que perder. Habiendo ingresado a los vestuarios, luego de los clásicos saludos y preguntas sobre cantidad de temas, solo queda la tarea más relevante, que consiste en ir a pintar las flamantes zapatillas con el color de la tierra batida, arcilla o polvo de ladrillo, como más comúnmente solemos llamarlo.

En la YMCA el tenis se desarrolla en la sede Parque, nucleando a numerosos seguidores que forman un relevante grupo de pertenencia. Es común observarlos practicando su actividad, a veces con muchos espectadores que prestan atención detenidamente a los encuentros y las practicas.  Esto se debe, principalmente a que es un deporte que requiere una técnica estricta y mucha precisión. Cualidades que demandan mucho entrenamiento y perseverancia.

Como es habitual, consultamos a uno de los referentes del deporte en la sede Parque, el profesor Marcelo Macarrone. Marcelo es responsable de las clases y de los torneos de tenis que se realizan allí durante el año calendario. Nos hace referencia puntual acerca de la importancia de adoptar una actitud proactiva ante la situación del aislamiento social. Él recomienda a sus alumnos de tenis que viven en edificios, evitar el uso de ascensores. En caso de vivir en casas aplicaría adecuadamente el uso de la escalera a la terraza. Obviamente aconseja la realización de las compras con traslados a pie, y dentro de lo posible que sean distancias largas dentro de lo permitido por disposición del Gobierno. Otra costumbre muy aplicable, es la práctica de salto a la soga durante 10 minutos, todos los días. De esa forma se entrenarán básicamente la capacidad aeróbica de base y la resistencia muscular; dos cualidades claves a la hora de no perder las capacidades necesarias para resistir el traslado continuo en la cancha de tenis, (court, para los adeptos).

Dentro de las ejercitaciones físicas, Marcelo hace hincapié en el trabajo de fuerza de la zona media del cuerpo. El entrenamiento de la fuerza abdominal será sin duda uno de los principales responsables para evitar los dolores de espalda, que los tenistas sufren habitualmente. Y obviamente menciona la práctica de estocadas y sentadillas, como dos de los ejercicios de mayor relevancia a la hora de mantener un tren inferior fuerte y resistente. No nos olvidemos que al igual que el vóleibol, el tenis requiere de gran cantidad de desplazamientos, a la vez que la musculatura debe responder rápidamente a estímulos cortos de gran velocidad de reacción. Por último, nos recomienda un estricto trabajo de elongación, ya que debe mantenerse intacta la capacidad de amplitud articular, con el correcto acompañamiento de la musculatura estabilizadora.

En lo específicamente técnico, el profesor Macarrone recomienda utilizar la raqueta para “hacer jueguito” tratando de golpear suavemente la pelota con una de las caras del encordado, repitiendo la acción muchas veces, cambiando hacia la cara opuesta, y llegando a alternar una cara y la otra de la raqueta, en cada golpe. Otro de los consejos técnicos específicos, consiste en golpear la pelota con el marco de la raqueta. Una vez que el gesto se domina con cierta regularidad, se puede agregar alternadamente con el golpe de cada cara del encordado.  Esto sería golpear la pelota con una cara de la raqueta, luego con el marco, luego con la otra cara, y luego nuevamente con el marco. Estos ejercicios evitarían la pérdida de la sensibilidad en las manos y la disminución de la plasticidad en las muñecas.

Mirando un poco más hacia el futuro, Marcelo aprovecha para hacernos algunas recomendaciones que deberían ponerse en práctica antes de la primera clase posterior a la cuarentena. Las mismas forman parte de un trabajo realizado minuciosamente en su e-book ¡Volvamos al Tenis!, en el cual se describen los pasos a seguir para evitar lesiones a la hora de comenzar nuevamente. En su trabajo aconseja la implementación de una correcta entrada en calor, en la cual se utilice como estrategia un tiempo prudencialmente corto, con intensidad media, ágil y dinámica, buscando optimizar en no más de 10 minutos las acciones tendientes a activar cada segmento corporal. Incluyendo ejercicios de movilidad poliarticular, (en los que interviene un grupo muscular con diferentes tipos de fibras y a su vez involucrando varias articulaciones); ejercicios de activación de la zona media, (como las planchas, planchas laterales y espinales); ejercicios de fuerza de tren inferior, (como las sentadillas, estocadas o subidas al banco, y ejercicios de tren superior, (como las flexo-extensiones de brazos). En síntesis, todos esos ejercicios que se han compartido en cada una de las clases que los docentes del equipo brindaron durante la cuarentena en el perfil de Instagram @ymcaargentina, y que además fueron descritos en las notas anteriores del newsletter #LaYMCAencasa, como recomendaciones para mantener las capacidades físicas involucradas en la mayor parte de los deportes. Al final de la entrada en calor, deberían agregarse ejercicios específicos de técnica de carrera, que serán utilizados como enlace para ingresar finalmente al court.

Marcelo culmina la serie de recomendaciones haciendo hincapié en el aspecto psicológico, uno de los componentes relevantes de la práctica de este deporte, y recomienda “manejar la ansiedad”, dejando de lado lo puntualmente específico y lo competitivo, para poder disfrutar correctamente el momento tan esperado por los amantes de esta hermosa disciplina.

Agradecemos la colaboración del Profesor Marcelo Macarrone, responsable del Programa de Tenis de la Sede Parque.

Image
Image
Image
Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png