fbpx

Grandes momentos en familia

Por Nancy Di Perna

“Manos a la tierra II”

El trabajo de jardinería en el hogar nos da la oportunidad de contribuir al proceso de consumo responsable, al incorporar acciones de cuidado ambiental con pequeños pasos. La jardinería orgánica se ha puesto de moda durante los últimos años y está relacionada con retomar a los principios de la agricultura, en donde solo se solía utilizar materia orgánica de desechos de alimentos y plantas para nutrir la tierra, por eso en el artículo anterior hablamos del compost hogareño.

La huerta orgánica en casa, al igual que la propuesta del compost, pueden pensarse como proyectos complicado o hasta imposibles, en cambio se pueden diseñar y crear huertas en macetas en espacios reducidos, que añaden decoración natural a nuestros hogares. Puede ser una actividad durante el tiempo que compartimos en confinamiento que requiere un poco de tiempo, paciencia y dedicación para lograr cosechar nuestros vegetales y hierbas y aportar al consumo de alimentos más saludables. Para empezar a cultivar seleccionamos las aromáticas, te comparto los beneficios que ofrece tener una huerta en casa:

  • Promueve la construcción de hábitos en la alimentación saludable: al tener disponible la cosecha propia se incrementa el consumo y el interés por comer más sano y probar alimentos.
  • Los productos son frescos por lo que el sabor y la calidad van a ser óptimos. En contra partida, reducimos el consumo de conservantes y químicos, teniendo en cuenta no usar fertilizantes ni pesticidas. Tener disponible el compost casero te va a proveer de una buena calidad de abono.
  • Nos mantiene activos, ya que las actividades que implican mantener la huerta o el jardín te van a mantener en movimiento, contribuyendo a reducir el estrés y te relaja.
  • Como todas las actividades que se vinculan con la naturaleza es beneficiosa para hacer en familia, involucrando el proceso de plantar, cuidar y cosechar la huerta. Una huerta en casa es crear un espacio educativo para aprenden a conectar con la naturaleza y también a respetarla y cuidarla.
  • Si el proceso se sostiene en el tiempo, contribuye a la economía familiar.

Jardín de aromáticas para cocinar

La idea es comenzar con una huerta de aromáticas empleándolas para matizar y dar sabores al cocinar. Y de acuerdo con su desarrollo, y si es que tenemos más espacio, sea en el interior, un balcón o una terraza, se puede ampliar el proyecto y crear una huerta orgánica sembrando algunos vegetales como lechuga o tomate.

El primer paso de esta propuesta es seleccionar el lugar donde se colocará, se aconseja un lugar donde las plantas reciban el cálido sol durante un momento del día. Un problema que hay enfrentar con la instalación de las plantas aromáticas en el interior de las casas es la falta de luz, ya que demandan de 4 a 6 horas de luz directa, en caso de que no puedas garantizar luz natural por el espacio disponible, se puede complementar con luz artificial.

Luego, seleccionar macetas o recipientes según el espacio disponible. Hay ideas muy fáciles, ya sea usando macetas, frascos de vidrio o latas de conservas. Este punto se trata de ponerle la “onda” que cada hogar tiene como identidad. Incluso hay muy buenas ideas vinculadas al diseño de huerta vertical. Una vez que decidimos sobre los recipientes a utilizar, es momento de rellenarlos con tierra fértil, utilizando el compost orgánico. También, se puede usar sustrato. Para la siembra, si bien podemos hacerla con semillas orgánicas, el proceso es más lento y nos brinda un escenario educativo al cuidar la fase delicada de la germinación, esperar ver salir las plantitas de la tierra hasta su recolección y es una experiencia en contacto con la naturaleza que demanda más paciencia, es por eso que recomiendo que la iniciación sea mediante la implementación de plantel de aromáticas.

A modo de orientación les dejo un listado de aromáticas para que inicien su huerta y empiecen a pensar en las recetas en que las van a aplicar: orégano, romero, tomillo, albahaca, perejil, cilantro, eneldo, menta. Si quieren probar con algunos vegetales que se adaptan a esta idea: lechugas (proceso rápido), zanahoria, cebollitas, acelgas y tomates.

Espero que se animen al desafío y que pronto puedan disfrutar de un nuevo sabor al incluir en sus recetas las aromáticas cosechadas desde la comodidad del hogar y bajo el cuidado familiar.

Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png