fbpx

Mensaje del Secretario General

Por Eduardo Rodríguez

Estimados amigos de la Comunidad YMCA,

En estos momentos donde la pandemia del COVID-19 pareciera ser lo único sobre lo cual transcurre todo en la vida, nos parece que sería oportuno también reflexionar sobre otros aspectos que hacen a nuestro ser.

Vivimos en un mundo globalizado donde muchas veces predomina el “yo tengo, luego soy” o “yo consumo, luego soy”. Es así como las fuerzas impulsoras de nuestro tiempo nos quieren persuadir para hacernos sucumbir a la idea de que “mientras más tenemos o consumimos, más felices somos”; o al menos, nos envían mensajes poderosos por los que nos sentimos presionados para comprometernos con los valores dominantes del “tener cada vez más”.

Este paradigma dominante va de la mano con el fenómeno de la sociedad del “1 vs. 99”, a nivel nacional y mundial. A medida que el mundo se torna más materialista y codicioso, la brecha entre ricos y pobres –tanto dentro de los países como entre los mismos– se vuelve cada vez mayor.

En esa tendencia poderosa del materialismo nos parece difícil reflexionar sobre el propósito y significado de la vida e identificar los valores fundamentales que debemos practicar como hijos de Dios.

A menos que sigamos reflexionando intensamente y con un profundo sentido de espiritualidad sobre nosotros como seres humanos y sobre nuestra vida y sociedad, seremos confundidos por el poder dominante actual sobre lo que es bueno y lo que no lo es, y lo que vale la pena y lo que carece de valor.

Debemos admitir que hay una corriente poderosa que presiona a las personas a embarcarse en una dura competencia por el “tener más” y, por lo tanto, olvidarse de prestar atención a sus semejantes.

En medio del materialismo y el consumismo muchas veces olvidamos lo que somos y por qué somos. El mundo parece luchar por escalar una sola escalera que llega a la ideología del “mientras más tienes, más feliz eres”. En esa lucha ardua y sin significado, a menudo nos vamos por el camino equivocado y perdemos el rumbo de la vida, como individuos y como sociedad.

Sabemos que es difícil oponerse a las corrientes dominantes de nuestro tiempo y vivir “en contra” de la marea poderosa con su mensaje de “tener más”, no obstante, es necesario poder crear y mantener una vida simple y frugal en contra del materialismo y el consumismo. Es hora de discernir cuál es la libertad que debemos buscar, además del deber moral, en nuestro caso como defensores de los valores de la vida, de ayudar a cambiar el paradigma social dominante por estilos de vida más espirituales, sencillos y solidarios que conduzcan a una vida pacífica y sostenible para todos.

Valga la referencia a uno de nuestros próceres más reconocidos, Don Manuel Belgrano, a quien recordáramos hace unos días, al celebrar el día de la Bandera Nacional, destacando su perfil de gran estadista, pero sin ambición de poder, portador de un pensamiento innovador que antepuso a todo, su profundo amor por la Patria, sacrificando todo lo material, lo que quedó demostrado al morir en la mayor pobreza, pero dejando como legado su ejemplo de vida que ha merecido el respeto y reconocimiento del pueblo argentino, ejemplo con el cual como YMCA nos identificamos.

Hoy más que nunca necesitamos continuar apoyándonos mutuamente en este momento particularmente difícil para todos, pero con la esperanza latente de un pronto reencuentro. Gracias por estar, nosotros también seguiremos estando.

Continuamos en contacto, recuerden, por ahora #QuedateEnCasa#, la YMCA te acompaña.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png