fbpx

Mensaje del Secretario General

Por Eduardo Rodríguez

Estimados amigos de la Comunidad YMCA,

Seguimos en el mes del 176° aniversario de la creación de la YMCA a nivel mundial de nuestra institución fundada en Londres – Inglaterra el 6 de junio 1844. Como hemos comentado en la anterior edición del Newsletter, al narrar la primera parte, nos parece oportuno, aprovechando la celebración, compartir, a través de este espacio, la historia que finalmente culminara en ese hecho trascendente como fue el nacimiento de la YMCA y su extraordinario desarrollo durante los primeros años.

SEGUNDA PARTE:

Concluimos la primera parte señalando que paulatinamente Williams y sus amigos pensaron si no sería útil que en otros establecimientos londinenses se extendiera la obra que estaban iniciando.

Concibieron y maduraron el plan de crear una sociedad para trabajar, sobre la base de los principios cristianos, con los jóvenes empleados. La iniciativa se concretó el 6 de junio de 1844. En la habitación número 14 que era la de Williams, un grupo de amigos fundó la que luego, por iniciativa de uno ellos, apellidado Smith, se denominó YOUNG MEN’S CHRISTIAN ASSOCIATION (YMCA).

Hay una larga y aún no finalizada controversia acerca de si los fundadores fueron, ocho, once, doce o catorce, pero generalmente se acepta que fueron doce jóvenes. Ninguno de ellos pudo imaginar la trascendencia de aquella reunión en el “aposento alto”, que así siguieron llamando a la habitación de George Williams. Con el tiempo esa habitación se conservó como museo, hasta que la noche del domingo 29 de diciembre de 1940, entre el ulular de las sirenas, los gritos de auxilio y el estruendo de las bombas que azotaron Londres durante la guerra, el fuego consumió la tienda Hitchcock & Rogers y con ella el cuarto en el que se había fundado la Asociación Cristiana de Jóvenes. Desde hace ya unos años hay en ese lugar, vecino a la majestuosa Catedral de Saint Paul, una placa conmemorativa de la fundación de la YMCA. Por suerte, dentro del edificio de la YMCA de Jerusalén existe una réplica de ese cuarto que al igual que el lugar original de Londres, es visitado por aquellos que pasan por ese lugar.

El milagro del crecimiento rápido de la YMCA es atribuido por algún historiador al hecho de que se trataba, justamente, de la clase de movimiento que necesitaba la sociedad inglesa de esa época, en pleno desarrollo de la revolución industrial. Sin embargo, los principios de cristianismo, ecumenismo, solidaridad social y educación integral que caracterizan a la YMCA han demostrado ser aceptables y hasta necesarios para las más distintas nacionalidades y composiciones sociales.

 

Hablando estrictamente, Williams no fue “el” fundador de la YMCA. Hubo muchos fundadores. Y si George Williams no hubiera existido, hubiera tal vez aparecido otro Williams que personificara el aglutinador de tantas voluntades. Lo cierto es que George Williams supo encarnar a la YMCA en sus primeros pasos y durante los siguientes sesenta años fue identificado con la Asociación Cristiana de Jóvenes. Fue el “hombre Asociación” indiscutido.

Creada la primera Asociación, el número de adherentes creció rápidamente. Se dice que, en marzo de 1845, cuando se realizó la segunda Asamblea, concurrieron unas trescientas personas. Fue tal el movimiento de la institución que se advirtió la necesidad de nombrar un secretario rentado. Y es así que entre 28 candidatos que se postularon para un sueldo muy pobre, fue elegido T. H. Tarlton que pasó a ser el primer Secretario Profesional de la YMCA. La institución del Secretariado Profesional pasó a constituirse en uno de los “públicos secretos” estructurales del éxito de la YMCA.

Continuará…..

Gracias por seguir juntos y apoyarnos mutuamente en este contexto particular. Continuamos en contacto, recuerden, por ahora #QuedateEnCasa#, la YMCA te acompaña.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png