fbpx

Trotando a “contraturno”

Por Adriana Zilber

CUARENTENA Y REINSERCIÓN A LA ACTIVIDAD FÍSICA AL AIRE LIBRE

La mayor de las locuras es sacrificar la salud por cualquier otro tipo de felicidad - Arthur Schopenhauer -

Luego de estos meses en que la población de nuestro país está cumpliendo con el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio en sus hogares, los organismos de salud de la Nación han autorizado la práctica de actividad física en espacios al aire libre.

En este contexto, hemos sido protagonistas de numerosos cambios en nuestras rutinas y estilos de vida, que manifiestan modificaciones en la alimentación, el ciclo sueño/vigilia, los estados emocionales y otros, entre los que se encuentra la actividad física.

Al comienzo de la cuarentena, y como principal herramienta para combatir aumentos en los niveles de estados emocionales como la ansiedad y el estrés, la población en general se volcó a la práctica de diferentes propuestas de movimiento. En su gran mayoría, estas incluyeron el seguimiento de videos por internet o la elaboración de métodos propios de entrenamiento, sin supervisión o evaluación de un profesional del área. Así, no tardaron en presentarse lesiones o dolores agudos derivados de una mala praxis.

En este sentido, el prestigioso médico del Comité Olímpico Argentino, Dr. Néstor Lentini, explica que durante el confinamiento, se produce en el organismo la denominada sarcopenia, es decir, la pérdida de masa muscular que será importante recuperar, una vez reiniciada la vida activa. Asimismo, el estatismo provoca atrofia muscular en las piernas, lo que dificulta el adecuado retorno venoso, favoreciendo la aparición de edemas y trombosis, sobre todo a partir de los 50 años de edad.

PREVENCIÓN

Al inicio de la práctica de actividad física fuera de casa, luego de tantos días de confinamiento, la persona debe considerar que va a necesitar un período de adaptación. La Confederación Argentina de Atletismo señala que “Después de un período de modificación de la actividad de la forma en la que nos era habitual, hay muchas probabilidades que nos desesperemos por querer recuperar el “tiempo perdido”.

Corresponderá tener en cuenta aspectos como la intensidad, la duración, el descanso, la adaptación fisiológica y la recuperación. Por supuesto, también dependerá de la edad, el sexo y el nivel de condición física general de la persona.

El entrenador y plusmarquista argentino Luis Migueles expresa que “Hay dos tipos de públicos: los que hicieron algo durante la cuarentena y los que no hicieron nada. A los primeros les va a ser mucho más fácil la vuelta y los segundos van a tener que volver como si fuesen principiantes, como alguien que nunca hizo nada”. “Hay que pensar como que uno nunca en su vida corrió y empezar a hacer una actividad muy suave, progresiva y de baja intensidad", aseguró.

Al ser consultado en este punto, el Dr. Lentini, nos explicó: “Para reiniciar una actividad física después de una cuarentena tan prolongada como la que estamos teniendo, lo que habría que hacer es comenzar de menor a mayor como si uno estuviese subiendo una escalera, escalón por escalón. Empezar con trabajos de elongación antes y después de la actividad física, con un trabajo de sobrecarga muy progresivo, que primero es utilizando el peso del propio cuerpo y después ingresando a cargas de mayor peso, pero nunca pasando el 60% aproximadamente de lo que uno puede levantar o manejar. Es, además, importante hacerlo de acuerdo al grupo etario, no es lo mismo reiniciarse a los 20, a los 30 o después de los 50 años.”

Por otro lado, es probable que nos surjan sensaciones de frustración o desánimo por no alcanzar los niveles de rendimiento que teníamos antes de la cuarentena. Es importante aquí, definir objetivos “prudentes”, alcanzables de acuerdo a la nueva realidad que atravesamos.

Algunas consideraciones generales que debemos tener en cuenta, son:

  • Consultar a un profesional de la salud, quién nos orientará hacia la implementación de una práctica segura.
  • El uso de barbijos durante la práctica, quedará sujeto a las indicaciones que cada municipio o provincia realice al respecto.
  • Mantener siempre una adecuada hidratación.
  • Respetar las indicaciones que emitan los organismos de salud para una práctica higiénica y segura, libre de riesgo de contraer la enfermedad de COVID-19.
  • Orientar la práctica a favorecer un estado de disfrute que colabore a reducir la ansiedad y el estrés emocional.

De esta manera, si bien los profesionales de la actividad física recomiendan su práctica, todos coinciden en advertir los cuidados preventivos a tener en cuenta al momento de ponernos en marcha, evitando el intento de “experimentos” o innovaciones que repercutan en desmedro de la salud.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png