fbpx

Día Mundial del Medio Ambiente

Por Nancy Di Perna

El pasado 5 de junio se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente, declarado en 1972 por las Naciones Unidas con el fin de sensibilizar a la población mundial sobre la necesidad de aplicar medidas de protección ambiental. Durante el día de la celebración, se diseñan campañas de difusión para fomentar la toma de conciencia y la acción con respecto a temas cada día más urgentes, entre los que se encuentran como centrales: la contaminación marina, el calentamiento global, el consumo sostenible y los delitos contra la fauna y la flora silvestres, entre otros.

En el año 2020, en contexto de Pandemia Mundial, la celebración ha dado la oportunidad de generar un mensaje fuerte vinculando a las prácticas individuales y colectivas para minimizar el impacto en la naturaleza,  la casa común. El lema que las Naciones Unidas ha seleccionado para el año en curso es “la biodiversidad”. Este término se define como “la base que sustenta toda la vida en la tierra y debajo del agua”. De forma cotidiana, aún en la vida más urbanizada, la naturaleza se hace presente poniéndose a nuestro servicio y es ahí donde la interacción de las personas con el medio ambiente se genera una huella al ecosistema, esa huella es una modificación que hacemos en la biodiversidad, concatena una serie de modificaciones produciendo consecuencia de desequilibrio natural, por ende la huella es negativa. Hay una frase popularmente conocida, que nos ayuda a reflexionar sobre la valoración de la naturaleza frente a sistemas de producción económicos.

“Solamente cuando el ultimo árbol este muerto, el ultimo río este envenenado, y el ultimo pez este atrapado, entenderemos que no se puede comer dinero”

Al hacer una proyección de las acciones humanas, si continuamos los procesos de contaminación ambiental al ritmo que tenía el planeta hasta diciembre 2019, se prevé que la pérdida de la biodiversidad reflejará graves consecuencias para la humanidad, incluyendo el colapso de los sistemas alimentarios y de salud. La aparición de la COVID-19 nos ha puesto en perspectiva este problema, y nos pone en evidencia que cuando destruimos la biodiversidad arruinamos el sistema que sustenta la vida humana.  

“La directora de Medio Ambiente de la Organización [Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente], Inger Andersen, aseguró que la naturaleza está enviando un mensaje con la pandemia de coronavirus y la actual crisis climática, la funcionaria advirtió que el hombre ejerce demasiadas presiones sobre el mundo natural con consecuencias dañinas. Dijo que si no se cuida el planeta significa que no nos cuidamos a nosotros mismos. En su opinión, la prioridad inmediata es proteger a las personas del coronavirus y prevenir su propagación. "Pero nuestra respuesta a largo plazo debe abordar la pérdida de hábitat y biodiversidad". (Fuente: entrevista al diario The Guardian)

En contra partida, en medio de la crisis sanitaria y ante las situaciones de confinamiento, se produjo un cambio momentáneo de ritmo en los comportamientos de las poblaciones en todo el mundo y la naturaleza respondió buscando un nuevo equilibrio. Se ha detectado que los ecosistemas naturales transitan acciones regenerativas y ciclos de descanso que suponen un respiro para el planeta y un nuevo equilibrio. Es una oportunidad para atender el llamado de la naturaleza.

¡La naturaleza nos invita a un cambio!

Nos invita a reestructurar los sistemas colectivos de comportamiento por unos más responsables y conscientes. El desafío es muy ambicioso, por eso la propuesta práctica de esta semana, está vinculada a fomentar pequeñas acciones ambientales en nuestros hogares, esta propuesta se llama #10ECORetos, al asumir la responsabilidad de lograr cumplir con estas 10 consignas ya estarás haciendo un aporte desde tu hogar. Además, creemos que haciendo pequeños cambios que están al alcance en la vida cotidiana, nos ayuda a pensar sobre el impacto de nuestras prácticas sobre la naturaleza y nuevas perspectivas de acciones.

Con seguridad, al poder llevar a delante estos primeros 10 desafíos, de a poco se irán produciendo cambios en tu forma de ver al mundo, cuestionándote que otros cambios están a tu alcance. ¿Se animan a hacer una lista en familia de los próximos #10EcoRetos para sumar 20 acciones?

Es hora de empezar, les dejo 10 acciones concretas y fáciles de implementar… El cambio ya empezó y vos junto a tu familia ¡suman! Les dejo junto a esta nota la infografía de los #10ECORetos.  


La YMCA te invita a vivir en la naturaleza

La YMCA incluye en sus programas educativos gran número de actividades relacionadas con el cuidado de la biodiversidad. Muchos de ellos se llevan adelante en las sedes que se destacan por sus entornos plenos de vida natural que esperamos poder volver a frecuentar pronto: sede Parque (Soldati), Ymcahuasi (Escobar), Ymcapolis (Sierra de la Ventana) e Ymcamar (monte Hermoso).

La actividad de campamentos es muy significativa en el programa integral de la Institución, que es pionera en la materia. Sus docentes continúan trabajando los contenidos relacionados, por ejemplo: fogones virtuales, videos de concientización y propuestas de acciones de reducción de residuos. No te quedes afuera, desde el programa de niñez y adolescencia durante la semana del 7 de junio los encuentros de Zoom estarán vinculados a la temática de campamentos. Si tenés vínculo con algún niño, niña o adolescente y crees que le puede interesar, podes solicitar la información para participar por medio de las redes sociales @familiasymca.

Image
Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png