fbpx

¿Qué sabés de la YMCA Argentina?

Por Facundo Zuccoli

Llegamos hoy a nuestros lectores con una nueva trivia. Esta vez buscamos curiosidades menos conocidas para que puedan ponerse a prueba. A jugar y… que gane el más memorioso.

1) ¿Dónde se instaló el primer comedor autoservicio que tuvo la ciudad de Buenos Aires y Argentina?

  1. Belgrano 835
  2. Córdoba 134
  3. Paseo Colón 161

2) ¿Cuántos años de vida cumplió el 12 de febrero de 2019 el Centro Turísticos YMCAPOLIS, situado en Sierra de la Ventana?

  1. 75 Años
  2. 85 Años
  3. 90 Años

3) El 8 de agosto se festeja el Día de la Natación Argentina ¿En recuerdo de que hecho histórico?

  1. El primer cruce a nado del Río de la Plata, por Lilian Harrison en 1923
  2. La obtención de la medalla de oro por Alberto Zorrilla en los Juegos Olímpicos de 1928
  3. La inauguración del primer natatorio del país, llamado Pileta Balcarce, en el año 1870
AYUDA PARA LA PREGUNTA 1

Sí, es así, YMCA y el primer restaurante de autoservicio. En el edificio de la YMCA en Paseo Colón 161, inaugurado en 1912, se instaló el primer restaurante de autoservicio que tuvo la ciudad de Buenos Aires y la Argentina. Estaba ubicado en el subsuelo del edificio y permitía al comensal servirse por sí mismo (como los que había en Estados Unidos), por lo que se lo llamó “de estilo americano”. El sistema, que no se conocía en el país, tuvo un amplio éxito, y al mes de su apertura ya se servían 200 comidas diarias. Los socios podían adquirir abonos mensuales para las comidas, que se pagaban por adelantado. El abono para el almuerzo en días hábiles costaba $ 15 moneda nacional, y si se incluían los feriados, $ 17. El abono para la cena era de $ 22.- y el que incluía todas las comidas (almuerzos y cenas) costaba $ 38. Un almuerzo simple costaba 70 centavos. Una revista de la época detalló así el procedimiento: “Llega el socio comensal y al tiempo que deposita su sombrero en la percha, retira de la caja un billete con un talón, en el que, desde la base de cinco centavos llegan los precios en suma progresiva hasta dos pesos. Luego el comensal se dirige a un estante y toma de él una fuente y los cubiertos que habrá de emplear durante su almuerzo. Retira su panera, con el pan que desea consumir y luego se dirige al mostrador en el cual se hallan ya servidos los platos que constituyen el menú del día. Y carga con su bife con papas o con su plato de macarrones al “gratín” y se dirige a su mesa. La bebida corriente no pasa de ser agua filtrada y fría, leche o naranjada. Ninguna bebida alcohólica reñida con las disciplinas del atleta. El precio de cada plato que retira el comensal es perforado en el billete que retiró de la caja de acuerdo más o menos a este orden: pan, un vaso de leche y un plato de chauchas arrojan la suma de sesenta centavos. El mozo del mostrador perfora el billete en la casilla que marca ese importe y si el socio no desea comer más, al retirarse, pasa por la caja y abona la cantidad marcada en el billete.” El mismo sistema también se aplicó en el llamado "comedor" del 1er piso del nuevo edificio, inaugurado en 1938.

AYUDA PARA LA PREGUNTA 2

1929 – 12 de febrero – 2019. 90 años de Ymcapolis. Un poco de historia. Villa La Arcadia. En 1907 Enrique Rayces, Martillero Público muy conocido de Bahía Blanca, fue invitado a una cena de negocios en el Club Hotel de Sierra de la Ventana (Hotel abandonado), que en esa época estaba en construcción. Cuando el tren se detuvo en la Estación Sauce Grande (hoy Estación Sierra de la Ventana), le llamó la atención la extensión de tierra entre el arroyo Del Negro y el Río Sauce Grande, y lo hermoso del paisaje. Entonces compró una superficie de terreno en ese lugar, al que más tarde llamó “Villa La Arcadia” (Arcadia: “Mansión de la felicidad y la inocencia”, por el nombre de esa zona del Peloponeso), lo dividió en lotes, trazó las calles y vendió esos lotes a personas distinguidas, en su mayoría de Bahía Blanca. El Lote Nº 1 lo registró a su nombre (es el lote lindero al Anexo 2 de Ymcapolis, que luego fuera “El Rincón” de la familia Molina, hoy “Rincón de la Arcadia”). El lote Nº 2 lo vendió a uno de sus hermanos, el Doctor Alejandro Rayces (donde está el Chalet). Benigno, otro de sus hermanos, también compró lotes.

Alejandro Rayces y el Chalet. El Doctor Alejandro Rayces, quien hizo construir el Chalet, fue un distinguido jurista porteño, referente a nivel nacional en el tema de familia y adopciones. Integraba el estudio de abogados “Alejandro Rayces, Carlos Silveyra y Carlos Baires”; fue Presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y asesor de la Sociedad de Beneficencia de la Capital Federal. Alejandro estaba casado con María Mercedes Silveyra, con quien tenía tres hijos: María Alejandrina, Federico y María Enriqueta. El Chalet se construyó alrededor de 1909-1910, y fue la primera edificación en Villa La Arcadia. Es la copia exacta de un edificio que Alejandro Rayces vio en un viaje a Suiza, le gustó tanto que hizo importar todos los materiales de construcción y contrató a un arquitecto suizo para erigir una réplica en Villa La Arcadia. Este arquitecto diseñó los planos y supervisó la obra. Durante más de 100 años el Chalet ha sido objeto de admiración de los habitantes de la Villa, de los acampantes de Ymcapolis y de los turistas que visitan Sierra de la Ventana. Desde la finalización de su construcción fue habitado por la familia del Dr. Alejandro Rayces todos los veranos hasta 1915, pero como dos de sus tres hijos (María Alejandrina y María Enriqueta) murieron allí en el término de un año, en su tierna edad, su esposa María Mercedes, agobiada por el dolor, rehusó volver al lugar. El chalet quedó deshabitado desde 1915 hasta 1928 cuando Alejandro Rayces lo vendió con todo el terreno a la Asociación Cristiana de Jóvenes en la suma de $ 30.000.- moneda nacional y pasó a ser un “Campamento” o “Rincón Veraniego” (hoy Centro Turístico) llamado YMCAPOLIS (“Ciudad de la YMCA”).

El nombre “Ymcapolis”. Al adquirirse la propiedad, había que ponerle un nombre y Flórido Camerini Zabán (1889-1950), quien era Director General de la YMCA en ese momento, le comentó el tema a su esposa, quien le sugirió “Ya que hay un campamento Piriápolis (en Uruguay) ¿por qué no le ponen a éste “Ymcapolis”?”, y así quedó el nombre que hoy conocemos.

La primera temporada de Ymcapolis. La primera temporada fue en 1929, y se toma el 12 de febrero como la fecha de iniciación de las actividades. Las familias se alojaron en las habitaciones del Chalet, y del otro lado del arroyo del Negro, que se cruzaba por un puente colgante, se ubicó un sector de carpas para los campamentos de Cadetes (menores) y Jóvenes.
Años más tarde, la YMCA anexó otra propiedad al campamento, a la que llamó “Anexo Nº 1” y posteriormente el llamado “Anexo Nº 2”.
El Municipio de Coronel Suárez declaró al Chalet de Ymcapolis como “Sitio Histórico Municipal”, por Ordenanza Nº 1930 del año 1985 y Ordenanza Nº 1972 de 1986. El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires lo declaró “Bien de interés turístico Cultural de la Provincia de Buenos Aires” por Decreto Nº 856 del año 2006.

 

AYUDA PARA LA PREGUNTA 3

8 de Agosto – Día de la Natación Argentina

El día 8 de Agosto se festeja el día de la Natación Argentina, en reconocimiento al logro que obtuvo en esta fecha del año, en los Juegos Olímpicos de Amsterdan de 1928 el nadador Argentino Alberto Zorrilla.

La Natación comenzó a practicarse como deporte en Argentina en la década de 1850. En 1870 se construyó la “Pileta Balcarce”, que fue la primera pileta de natación de Buenos Aires. La “Pileta Balcarce” o “Baños Balcarce” estaba ubicada en lo alto de la media manzana comprendida por las calles Balcarce, Moreno, Alsina y Paseo Colón, apoyándose el total de lo edificado en el viejo Molino San Francisco, el primer molino a vapor que tuvo Buenos Aires. Pero recién en 1906 la natación se organiza como disciplina deportiva, cuando la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA), pionera en esta disciplina, funda el “Club de Natación” y en conexión con éste, la Asociación Nacional de Salvamento.

El Club de Natación y la Asociación de Salvamento de la YMCA tuvieron sus actividades en la Pileta Balcarce (los socios tenían un abono con un precio especial) hasta que en 1912 la YMCA construyó su edificio en Paseo Colón 161, con una pileta de natación climatizada.

En esa pileta de la YMCA enseñaron los primeros profesores de natación que hubo en el país, entre ellos el Sr. Kallenberg, quien había representado a Suecia en los Juegos Olímpicos de Londres y el famoso nadador de aguas abiertas Enrique Tiraboschi. Tom Brotherton, León Worward (quien también era maestro de gimnasia sueca) y Segado fueron otros de los pioneros. La natación adquirió popularidad a nivel nacional en la década de 1920, impulsada por hazañas como el cruce del Canal de la Mancha realizado por Enrique Tiraboschi y el primer cruce del Río de la Plata logrado por Lilian Harrison, ambos en 1923, y la medalla de oro obtenida por Alberto Zorrilla en los Juegos Olímpicos de 1928. La Natación fue una de las primeras actividades a través de las cuales las mujeres argentinas hicieron su irrupción en el deporte y en la vida pública en general.

Image
Image
Image
logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png