fbpx

Las Enfermedades No Transmisibles en Cuarentena

Por Adriana Zilber

"La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada" - A. Schopenhauer -

La Asamblea Mundial de la Salud, realizada recientemente de manera virtual por primera vez en su historia, reúne anualmente a los estados miembros de la OMS. Por supuesto, el tema de relevancia a tratar en esta oportunidad era el actual estado de pandemia. Sin embargo, y afortunadamente, cobró notoriedad otra problemática que hace décadas preocupa de manera significativa al mundo de la salud: las enfermedades no transmisibles (ENT) y, ahora además, su crítica relación con la COVID-19.

Según la OMS, las ENT causan en promedio, el 70 % de las muertes por año en el mundo. Nos referimos a la diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras enfermedades respiratorias, la enfermedad cardiovascular (ECV), el cáncer y la enfermedad renal crónica (ERC). Los principales factores de riesgo que anteceden a su aparición son el consumo de alcohol y tabaco, el sedentarismo y la obesidad.

Recientes investigaciones en relación a esta pandemia (declarada como tal el 11 de marzo del 2020) realizados en China e Italia, sugieren que los factores de riesgo de la grave COVID-19 incluyen al menos un factor subyacente de los nombrados precedentemente (https://www.cdc.gov).-

Por ejemplo en Italia, un informe elaborado por el Istituto Superiore di Sanità revela que “la mayoría (96,2 %) de los pacientes que murieron en el hospital por COVID-19 tenían comorbilidades, principalmente ENT; las más prevalentes entre estos pacientes fueron hipertensión (69.2 %), diabetes tipo 2 (31,8 %), cardiopatía isquémica (28,2 %), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (16,9 %) y cáncer (16,3 %).

Otro dato que surge de investigaciones realizadas en este contexto en la Argentina, es que las consultas totales por emergencias en centros médicos cayeron un 74 % en abril de 2020 respecto al mismo período del año 2019. Así lo especifican la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina y de la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio refiriendo que “gracias a la alta adherencia de la población a las medidas de aislamiento preventivo y límites a la circulación de personas se ha instalado un escenario diferente al previsto inicialmente: centros de salud con amplia disponibilidad para atención en emergencias, internación y terapia intensiva, con un bajo número de pacientes infectados. Hasta aquí un escenario deseable, pero en llamativo contraste con la marcada disminución de consultas, estudios diagnósticos e intervenciones terapéuticas para las enfermedades no transmisibles que ocasionan cada año el mayor número de muertes en el país: cardiovasculares, encefalovasculares y cáncer”.

Ante tales evidencias, resulta vital el manejo de la prevención en materia de las ENT por parte de los organismos de salud, pero aún más importante es la conducta de cuidado individual que realicen en su cuarentena aquellas personas que padezcan enfermedades preexistentes.

El Ministerio de Salud de la Nación coincide en afirmar que “las personas con ENT se hallan en mayor riesgo de complicaciones graves (internación en terapia intensiva, necesidad de uso de ventilación mecánica y muerte) si padecen” la COVID-19 provocada por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2).

En sus recomendaciones generales, sugiere:

  • Mantener la recomendación general, ante síntomas respiratorios y fiebre, de llamar a los números de consulta específicos, desalentando la asistencia a los centros de salud y guardias.
  • Priorizar la consulta urgente con el equipo de salud ante exacerbación de los síntomas respiratorios habituales, deterioro del estado general o hiperglucemia sintomática.
  • Evitar actividades grupales en los centros de atención de la salud (ej. grupos de educación diabetológica, cesación tabáquica, rehabilitación cardiovascular o respiratoria, etc.).
  • Mantener las medidas generales del Ministerio de Salud de la Nación (cubrir estornudo y tos con pliegue del codo; lavado frecuente de manos; limpieza constante de objetos de uso frecuente; evitar contacto con personas sospechosas de haber contraído, etc.).
  • Alentar la cesación tabáquica.
  • Mantener el tratamiento de la enfermedad de base y asegurar stock de medicación e insumos para 30 días o más.

La evidencia es clara y exige poner atención en impedir que la falta de tratamiento, por temor al contagio y desarrollo de la COVID-19, derive en un aumento de complicaciones en la salud de aquellas personas que posean ENT preexistentes. Los sistemas médicos se enfrentan al desafío de revertir este diagnóstico de situación llevando tranquilidad a sus pacientes y aclarándoles, además, que las ENT existieron y existirán a pesar de la pandemia y que en ello reside la importancia de contar con una asistencia médica a término en relación a su patología.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png