fbpx

Diario de la Cuarentena

Por Sebastián Santilli

70/30

El otro día escuchando una conferencia que daba un profesional en psicología, me sorprendió cuando ofrecía la posibilidad de transitar esta cuarentena con una propuesta que había nacido en Córdoba: “La receta del 70/30”

70 % de presente y 30 % de futuro.

El psicólogo invitaba a hacer foco en lo que hacemos durante el día para poder distinguir lo que vale la pena.

El exceso de futuro nos genera la incertidumbre de lo que podría pasar y de lo que no podemos controlar, alimentando nuestra ansiedad y miedos.

Me detengo unos minutos en el miedo, emoción con muy “mala prensa”. El miedo nos conecta con nuestro cerebro primitivo (el reptiliano), fue nuestro primer cerebro en la evolución y nos sirvió para detectar la amenaza y poder sobrevivir. Ubiquémonos en la prehistoria…somos hombres primitivos en un mundo que empezamos a conocer. ¡Gracias a Dios que teníamos miedo! ¿Cómo funcionaba? Igual que hoy. El miedo paraliza o nos prepara para reaccionar (huir o defender lo amenazado), así fuimos y seguimos sobreviviendo. Por supuesto que cambiaron nuestras amenazas. ¿Qué o quién es hoy nuestro Tigre diente de sable?

Aceptemos los miedos, no el pensamiento catastrófico y diseñemos nuestro futuro. Ahí aparece el 70% que nos faltaba. Tener un propósito en nuestro día a día, en nuestra vida; nos ayuda a diseñar y accionar el sentido de nuestro hacer.

Los japoneses nos proponen la filosofía del IKIGAI, si bien no tiene una traducción literal sería algo así como “el sentido de la vida”, “la razón por la cual nos levantamos cada mañana”. Todos tenemos un IKIGAI, encontrarlo o reafirmarlo nos brinda ese “sentido” que necesitamos cuando aparece la amenaza (futuro, pandemia, incertidumbre). Nuestro Tigre …

¡Atención! Tampoco un exceso de presente es bueno. Acá es donde me amenazan los fundamentalistas del “aquí y ahora”.

Los invito a pensar: ¿quiero vivir la vida o que la vida me viva? Yo elijo tener un propósito y diseñar los caminos que me mantienen en esa senda, asumiendo la responsabilidad de tal decisión.

Yo decido ¿Cuándo y cuánto pienso en el futuro? Gestionando mis emociones, evitando el pensamiento polarizado (todo bien / todo mal), estando abiertos a pensar con matices. 

“TENGO MIEDO DEL ENCUENTRO CON EL PASADO QUE VUELVE A ENFRENTARSE CON MI VIDA”.

CARLOS GARDEL

Volviendo a la idea del 70/30, comencé a pensar dónde más aplicaba aprovechando la flexibilidad cognitiva que estoy cultivando en estos días. OPEN MIND dirían otros.

Si bien a veces no es exacta la fórmula, la encontré en las comidas. Yo prefiero un 70% de dulce y un 30% de salado. Las tostadas, por ejemplo, las lleno de dulce. Nunca pude tolerar verlas con una fina capa de este o que los bordes estén incompletos. (Dígase: amor por lo dulce/obsesivo. Acá también me repito en el 70/30) Se me ocurren varios ejemplos más con las comidas, pero los dejo para mí.

También encontré la fórmula entre las necesidades y los deseos. Con la salvedad que se rotaban los porcentajes, no siempre eran igual.

Las necesidades nos permiten mantenernos con vida (alimento, salud, refugio), los deseos son nuestros anhelos (la compañía, sobrevivir, que esto pase pronto), los vinculo con el IKIGAI que les contaba antes.

Podría seguir, pero me pareció interesante poder invitarlos a buscar/buscarse como están con la fórmula.

El psicólogo cordobés cuando cerró la charla reveló su secreto… Dijo: la verdad que esta fórmula nació con el Fernet. Ahí comprendí el porqué de la alegría cordobesa.

Para cerrar esta conversación quisiera dejarles un cuento del escritor Hernán Casciari, siempre me gustó leerlo ¿Será porque es mercedino como yo?…. Es un 70/30.

Capítulo Cero: “5 minutos antes de que empiece”.

Ayer a las 12 menos 5 de la noche salí a la calle a la esquina de mi casa y miré una fila larga de edificios sobre la avenida, casi todas las luces de las ventanas estaban prendidas y pensé que todo lo que va a pasar adentro de las casas desde hoy, va a ser distinto a la rutina de los últimos meses.

Sospecho que los que viven bajo el mismo techo van a tener que hablar por fin de lo que no se animaban a hablar, vaticino gritos y portazos.

Pero también vaticino llantos y ”perdoname”.

Intuyo que van a tener más tiempo y menos plata, que al principio va a ser asfixiante pero después va a ser liberador.

Pronostico hijos que aprenden a jugar con cajas de cartón y padres que aprenden a sentarse en el suelo.

Presagios hipocondríacos acopiando termómetros.

Adivinos agorafóbicos riéndose del vecino.

Pronostico mormones tocándose en timbre entre ellos.

Vaticino periodistas deportivos terminando un libro, por fin.

Presagio limpieza profunda de altillos.

Gente sentada sobre cajas mirando lo que decían sus agendas del año 96.

Sospecho infieles enloquecidos encerrándose en baños escribiendo “quisiera que la cuarentena sea con vos”.

Auguro teléfonos fijos que vuelven a sonar y madres que preguntan “¿estás bien?”.

Conjeturo hiperkinéticos trotando en los balcones.

Auguro perezosos hartos de no hacer nada y presagio una epidemia de chicas cantando en INSTAGRAM con ukeleles.

Vaticino sobre todo amistad paulatina con nosotros mismos. Sobre todo, eso, amistad paulatina con nosotros mismos.

Sospecho que antes, cuando corríamos a tomar el colectivo, no era para llegar temprano, era miedo a quedarnos solos en la parada pensando…nos hicimos expertos en ser veloces para no pensar en nosotros mismos.

Y ahora en estos días, en todas esas ventanas, en todas esas casas va a sobrar el tiempo para pensar.

Adivino el terror en algunas miradas.

Vaticino una proliferación de psicólogos “on line”, poniendo cara de interés por la camarita de SKYPE.

Ayer salí a la calle a las 23:55 y cuando entré a casa supe que me estaba encerrado.

Presiento que cuando volvamos a salir a la calle, los muertos van a estar muertos y los vivos vamos a ser mejores.

logo_blanco.png
Copyright © 2018 YMCA. Todos los derechos reservados. Realizado por EstudioTall.com.ar

Contacto

Reconquista 439 C1003ABI - CABA
Tel/Fax: (011) 4311-4785
ymca@ymca.org.ar

raciparaweb.jpg
banner144x62pixels1.png